jueves, 29 de marzo de 2012

La cría del hijo

Concebir un hijo, criarlo, satisfacer sus necesidades, es una de las actividades más frecuentes del ser humano. Hoy es común que junto al juego de living, el plasma, la heladera con freezer y demás elementos de confort con que nos dota la vida moderna, haya un hijo en la casa.
video

4 comentarios:

  1. Querido Pablo. Acabo de escuchar su magnífico relato de La cría del hijo, y estoy en casi todo de acuerdo, pero discrepo en algo. Usted dice: "que a diferencia del gato o el hamster, el hijo, no tiene hábitos nocturnos, por las noches duerme casi todo el tiempo" Yo no tuve esa suerte, y me tocó criar, hijos duros de dormir. También crié hamsters, chanchitos de Indias, y ardillas del desierto. Y en todos los casos, éstos peludos animalitos, de noche, dormían más horas que los hijos que he criado. Le prometo volver a escuchar su detallado y atrapante relato, para ver en qué me equivoqué, al criar a éstos hijos con horribles hábitos nocturnos, como el llanto incontrolable e imparable... Tal vez no supe proveerlos del agua fresca necesaria... Como no me la pedían... Ya me estoy sintiendo culpable... Era sed lo que tenían???
    Miriam
    La Russa

    ResponderEliminar
  2. Estimada Miriam, creo que de ningún modo tiene que sentirse culpable, en principio y de acuerdo a mis observaciones puedo asegurar que no era sed lo que sus hijos tenían. Permítame preguntarle: ¿qué distancia gateaban?, allí quizás está la causa del llanto nocturno, el hijo de gateo corto (velocista) elimina poco líquido por transpiración, dicho exceso entonces debe ser expulsado de alguna forma. Ojalá le haya aclarado algo, le envío un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Pablo por responderme tan pronto. Anoche no puede dormir, presa de mis sentimientos culpógenos. Evidentemente tiene que ver, como usted dice, con el gateo. Ninguno de mis hijos practicó dicha disciplina... Falta de gateo entonces! No sabe como me tranquiliza esto que acabo de descubrir, gracias a sus aportes.
    Por favor siga adelante con sus consejos o sugerencias... ¿No tendrá algún manual o simíl, para el adiestramiento de perros que orinan adentro de la casa?
    Desde ya le estoy muy agradecida por todo y quedo a la espera de que publique algo sobre los perros. Tengo la casa toda meada.
    La Russa

    ResponderEliminar
  4. Por nada señora La Russa. ¡Ay, si los seres humanos tomáramos conciencia de la importancia del gateo, la mitad de los males de época (violencia, contaminación, TC en la 9 de Julio) no existirían! Por otro lado, el tema del perro en el hogar ya es otra complejidad, con el hijo tenemos mucha más experiencia, hilando fino incluso uno mismo fue hijo. De todas formas prometo abocarme al tema. Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar